Consulte las comunicaciones presentadas al I Congreso Internacional Filosofía de la Inteligencia

0 comments

Posted on 31st mayo 2011 by admin in Filosofía

Del 15 al 17 de junio en la Universidad CEU San Pablo

Ya está disponible el cuaderno del I Congreso Internacional Filosofía de la Inteligencia que recoge los resúmenes de las comunicaciones presentadas.

Puede consultarlo aquí: Programa Congreso Filosofía de la Inteligencia. Compendio de comunicaciones presentadas

Además puede seguir toda la información realitva a este Congreso desde su página web.

Programa completo del I Congreso Internacional Filosofía de la Inteligencia

0 comments

Posted on 30th mayo 2011 by admin in Filosofía

Ya puede consultar el programa completo con las conferencias, ponencias y comunicaciones del I Congreso Internacional Filosofía de la Inteligencia, que se celebrará en Madrid los días 15,1 6 y 17 de junio.

Consulte aquí también la información para asistir a este evento.

Este congreso está organizado por el Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala.

“Alejandro Magno. Ser rey no es suficiente”, de Salvador Rus en la Feria del Libro de Madrid

0 comments

Posted on 27th mayo 2011 by admin in Noticias del IHAA |Pensamiento Político

Ser rey no es suficiente

El Coordinador del Centro Superior de Investigación Humanística y Social,  Salvador Rus, presentará en la edición de este año de la Feria del Libro de Madrid su útlimo libro Alejandro Magno. Ser rey no es suficiente (Editorial LID). 

 Firmará ejemplares del mismo en la caseta 326 de Editorial LID el día 4 de junio de 17:30 a 20:30.  

 Alejandro Magno. Ser rey no es suficiente, responde a esta pregunta de forma exhaustiva. Sus autores novelan la vida del hombre y del héroe, y extraen las lecciones históricas para aprender a gestionar la empresa familiar del siglo XXI.  

 La obra ha sido escrita en colaboración con Rosa Nelly Trevinyo-Rodríguez, doctora en Dirección de Empresas Familiares por el IESE y directora del Centro de Empresas Familiares del Tecnológico de Monterrey en México.  

 De forma amena, el libro “describe en primera persona —es Alejandro el que relata— unos hechos históricos que van acompañados por las reflexiones puestas también en boca del propio Alejandro. Este método permite al lector sacar conclusiones de gran valor práctico para su vida y para el gobierno, pero además, el libro presenta apartados que ofrecen consideraciones aplicativas concretas, en particular para la empresa familiar”, explica en el prólogo el profesor Rafael Alvira, catedrático de filosofía y director del Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra.  

 Educado desde la infancia para reinar y crear un imperio, Alejandro Magno cambió la estructura política y cultural del mundo conocido hasta su tiempo. Considerado por muchos como el estratega más brillante de su época, su reinado abrió un periodo de extraordinario progreso e intercambio cultural. Únicamente su muerte en circunstancias oscuras impidió que su obra se consolidase y desencadenó una lucha de poder entre sus generales que terminó por destruir sus proyectos. Su figura, aún hoy, sigue creando controversia. 

 

Las inquietudes espirituales de Andy Warhol

0 comments

Posted on 20th mayo 2011 by admin in Arte

,

Fuente: www.warhol.org

Continuamos desgranando una de las conferencias más interesantes celebradas este año por el Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala.

Escuche en Mp3 el extracto de la conferencia de D. Pablo López Raso, Inquietudes espirituales en el arte contemporáneo, en la que hace referencia a la obra de Andy Warhol. Esta conferencia formó parte del ciclo Sentido y provocación del arte contemporáneo.

Las inquietudes espirituales de Andy Warhol (click aquí para escuchar el Mp3)

 

Las inquietudes espirituales de Mark Rothko

0 comments

Posted on 18th mayo 2011 by admin in Arte

,

Detalle de la capilla Rothko (www.rothkochapell.org)

Extracto en mp3 de la conferencia de D. Pablo López Raso, Inquietudes del artista contemporáneo, dentro del ciclo Sentido y provocación del arte contemporáneo,  en la que se detuvo especialmente en la obra de Mark Rothko.

Las inquietudes espirituales de Mark Rothko. Archivo audio Mp3

No soluciones, sino principios

0 comments

Posted on 18th mayo 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

Ángel Herrera Oria fue el primer presidente de la Asociación Católica de Propagandistas

¿Es que la doctrina pontificia nos dice: ésta es precisamente la solución? No. No digáis jamás: en el Evangelio están las soluciones. No. Ni en San Pablo, ni en León XIII, ni en Pío XIm ni en Pío XII; señalan algunas veces un camino y más como un consejo de ordinario; están en el terreno de los principios.

Ángel Herrera Oria, indicando que la Doctrina Social de la Iglesia no es una lista de recetas, sino que son orientaciones y principios dirigidos a todos los hombres de buena voluntad.

¿Hay un voto católico?

0 comments

Posted on 17th mayo 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

Reproducimos la carta enviada por Monseñor Jesús Sanz Montes, ofm, arzobispo de Oviedo

Queridos amigos y hermanos: Paz y Bien. Estamos ya en pleno fragor de campaña electoral, para la cita que tenemos el próximo domingo 22 de mayo, de cara a los comicios municipales y autonómicos. Hemos sido convocados y es menester responsable participar como ciudadanos y como cristianos a la hora de elegir a nuestros representantes democráticos.

¿Se presenta la Iglesia Católica a estas elecciones? Es una pregunta retórica, que es fácil responder. Incluso podemos dar la palabra al Beato Juan Pablo II, que lúcidamente abordó esta cuestión: la Iglesia «no propone sistemas o programas económicos y políticos, ni manifiesta preferencias por unos o por otros, con tal que la dignidad del hombre sea debidamente respetada y promovida, y ella goce del espacio necesario para ejercer su ministerio en el mundo. Pero la Iglesia es “experta en humanidad”, y esto la mueve a extender necesariamente su misión religiosa a los diversos campos en que los hombres y mujeres desarrollan sus actividades, en busca de la felicidad, aunque siempre relativa, que es posible en este mundo, de acuerdo con su dignidad de personas» (Juan Pablo II, Sollicitudo rei socialis, 41). Es así.

La Iglesia no tiene un partido que la represente, ni como tal nos presentamos detrás de unas siglas. Y esto vale absolutamente para todos los partidos, si bien no hay neutralidad cuando evaluamos la cercanía o la lejanía de sus programas y actuaciones, respecto a nuestra manera de entender la justicia y los derechos de las personas desde la doctrina social de la Iglesia. Como indicaba en ese mismo texto el Beato Juan Pablo II, «la doctrina social de la Iglesia no es, una “tercera vía” entre el capitalismo liberal y el colectivismo marxista, y ni siquiera una posible alternativa a otras soluciones menos contrapuestas radicalmente, sino que tiene una categoría propia. No es tampoco una ideología, sino la cuidadosa formulación del resultado de una atenta reflexión sobre las complejas realidades de la vida del hombre en la sociedad y en el contexto internacional, a la luz de la fe y de la tradición eclesial. Su objetivo principal es interpretar esas realidades, examinando su conformidad o diferencia con lo que el Evangelio enseña acerca del hombre y su vocación terrena y, a la vez, trascendente, para orientar en consecuencia la conducta cristiana».

Es normal que los diferentes partidos políticos intensifiquen en estos días sus diversos actos para explicar a los ciudadanos cuáles son los programas que quisieran poder desarrollar si obtuviesen el respaldo popular. Es deseable que haya una limpieza en la campaña, que no consiste en la destrucción del rival político, sino en la propuesta de lo que se desea llevar a cabo como un servicio al bien común, subrayando los retos más emergentes, saliendo al paso de las problemáticas sociales y humanas que tenemos ante nosotros y que condicionan la vida real de miles de conciudadanos.

Existen dificultades para escuchar sus propuestas o evaluar su propia gestión con quienes emplean la mentira como herramienta y el ataque visceral como talante. Engañar al electorado demagógicamente, tiene consecuencias tremendas a la hora de encontrar cauces de solución a los problemas. Tenemos ejemplos bien recientes, en donde la mentira irresponsable ha ahondado una crisis económica que afecta a un incontable número de personas y de familias.

Se trata de elegir a quienes creíblemente pondrán remedio con el justo empleo de los recursos y la gestión de los presupuestos; la defensa de la vida en todas sus fases, la maternidad y los retos de la familia; de la educación integral no entendida como cincel manipulador al servicio de una ideología; de los más desfavorecidos y sus situaciones de desempleo y vivienda, de la violencia y sus causas en una sociedad frívola y crispada; del desencanto de nuestros jóvenes y la atención social a los ancianos; de nuestra convivencia en un mundo culturalmente plural.

Es hermosa y noble la dedicación a la política cuando se entiende como un servicio real a las personas reales, sin injerencias indebidas y sin inhibiciones lamentables. El perfil cristiano del político también existe, viva o no con total coherencia las exigencias de nuestra fe. Y a él miramos cuando en lo que propone hacer o en lo que da cuenta de lo ya hecho, son reconocibles nuestros valores cristianos

30º Aniversario de Laborem Exercens

0 comments

Posted on 13th mayo 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

,

Portada del libro Las tres encíclicas sociales

Es una de las Encíclicas sociales más importantes de Juan Pablo II

Si bien fue publicada el 14 de septiembre de 1981, la fecha prevista iba a ser el 15 de mayo anterior, coincidiendo con el 90º aniversario de Rerum Novarum, pero el atentado que sufrió el Papa provocó necesariamente el retraso de la publicación.

Lo cierto es que este año se celebra el 30º Aniversario. Las claves de este documento las podríamos determinar en los siguientes puntos:

Destinatarios: todos en la Iglesia y todos los hombres. Documento, pues, universal.

Género literario: encíclica. Magisterio ordinario sobre cuestiones sociales. Predominio de datos de razón y experiencia, con apelación a elementos de revelación confirmatorios de los primeros.

Contenido: El trabajo es el gran tema monográfico de la encíclica. No se abordan todos los tópicos del mismo, ni se repite lo ya enseñado en documentos anteriores del Magisterio. Hilo conductor del texto es el hecho de la creación y el dominio del hombre sobre la tierra. La LE subraya que “el trabajo humano es una clave, la clave esencial de toda la cuestión social”; añade que “ocupa el centro mismo de la cuestión social”; y concluye que tiene “importancia fundamental y decisiva” en la humanización de la vida. El tema queda situado en el nuevo contexto de nuestra época, sometida a cambios generales y acelerados

Finalidad: “Recordar siempre la dignidad y los derechos de los hombres del trabajo, denunciar las situaciones en que se violan tales derechos, y contribuir a orientar estos cambios para que se realice un auténtico progreso del hombre y de la sociedad”. Descubrir, además, los nuevos significados del trabajo y formular los nuevos cometidos que se brindan en lo social a todos, dada la actual mundialización de la vida, y siempre en conexión con los documentos del anterior Magisterio. En una palabra, revalorizar la dignidad y la primacía del trabajo.

Seguir leyendo en Las tres encíclicas sociales, de José Luis Gutiérrez

Un problema resoluble

0 comments

Posted on 12th mayo 2011 by admin in Pensamiento Político

Por Salvador Rus Rufino, Coordinador del Centro Superior de Investigación Humanística y Social

 Muchas personas que engrosan las listas del desempleo no se sublevan porque están siendo aniquilidas en vida.

HACE días me escribió un email —ya no se llevan las cartas— un ex alumno en el que resumía su vida después de haber terminado con ilusión y esfuerzo la carrera universitaria. Tras varios empleos temporales estaba otra vez en el pueblo, en la casa familiar de la que salió para mejorar su nivel de vida. Es decir, todo el interés, la inversión de recursos, el afán por cambiar de vida, etc. se habían convertido en un sueño roto y sin solución. Terminaba diciendo con un regusto amargo de tristeza, que como estaba «empleado» en la mayor empresa de España, el paro, tenía tiempo para leer y ver a los amigos.

Este es el triste destino de muchos jóvenes universitarios españoles. Se ha logrado que la universidad llegue a la puerta de cada casa, que esté cerca de la vivienda habitual de muchos españoles. Se puede estudiar en lugares donde hace treinta años era impensable. Pero cuando se ha cumplido un anhelo, se ha extendido la educación superior a todos, se ha formado a la juventud, se han obtenido títulos que habilitan para desempeñar una profesión, precisamente ahora, estas personas no saben qué hacer con esa formación, ni a qué se pueden dedicar. Es un drama sin paliativos, una tragedia que nos cuesta cada año un buen puñado de millones de euros y un sin fin de sufrimientos y frustraciones.

Seguir leyendo en ABC.es edición Castilla y León

Los preliminares de la primera edición del Quijote

0 comments

Posted on 10th mayo 2011 by admin in Lengua y Literatura

,

Portada de Huellas de Don Quijote. La presencia cultural de Cervantes

Extracto del capítulo titulado Los preliminares de la primera edición del Quijote, de Marta García Cañete, publicado en Huellas de Don Quijote (CEU Ediciones) 

Lo primero con lo que nos encontramos es la portada. Después del título que como veremos no es exactamente el mismo que el que figura en la Tasa y en la Dedicatoria, aparecen el nombre del autor y el del mecenas bajo cuyos auspicios se publica la obra. Inmediatamente después se incluye un grabado emblemático que no es el del Duque de Béjar, como hubiera sido lo apropiado, sino este otro cuya inscripción (“Tras las tinieblas espero la luz”, procedente del libro de Job, XVII, 12) ha suscitado numerosas interpretaciones referidas a las penurias de la vida de Cervantes y al renombre futuro, como si de una inscripción profética se tratase. Sin  embargo, lo que probablemente sea cierto es que no se incluyó el escudo de los Béjar porque ni el impresor ni el editor dispondrían del correspondiente grabado en madera, y sí tenían a mano este otro que venía siendo utilizado ya por diversos impresores desde el siglo XV.4 De hecho, durante estos años aparece en varios de los libros impresos por Juan de la Cuesta.

Flanqueando el emblema aparece el año de impresión, 1605 y aunque es muy probable que el libro estuviera listo los últimos días de 1604, según la fecha de los documentos incluidos en los preliminares, como veremos, se debió elegir esta otra para el lanzamiento editorial.

Después de la declaración de que la obra cuenta con el Privilegio real, y de la ciudad donde fue dada a la estampa, detalle que ya encareció la Presidenta de la Comunidad de Madrid, aparece el nombre de la imprenta, que si bien era la de María Rodríguez de Rivalde, viuda de Pedro Madrigal, llevaba el de su regente Juan de la Cuesta, segoviano venido a Madrid en 1599 y yerno de la propietaria. Por lo tanto, hay que señalar que Juan de la Cuesta era simplemente el impresor. El verdadero editor es precisamente el hombre que aparece citado al final de la portada, Francisco de Robles, perteneciente a una familia de libreros de Alcalá. Detengámonos un momento en la persona que facilitó a Cervantes la tarea siempre ardua del proceso de edición.

En el año 1585 de la imprenta de Juan Gracián, en Alcalá de Henares, salía un texto impreso con el título de La Galatea cuyo privilegio era para Blas de Robles, librero, que ponía a la venta el primer libro de Miguel de Cervantes. Hay que tener en cuenta que para que un autor pudiera editar sus propias obras debía correr con todos los gastos de imprenta, cuestión simplemente imposible para alguien como Cervantes que se vio envuelto en numerosas ocasiones en problemas económicos. Por eso era bastante frecuente el hecho de que un autor acudiera a otra persona para que le gestionara el proceso y le pagara, además de los costes, una suma adicional, a cambio de que cederle el privilegio de edición de la obra en cuestión.

En el caso de Cervantes, tanto en 1585 como veinte años después, cuando publica el Quijote, recurre a la misma familia de editores que era un verdadero linaje de libreros originarios de Alcalá de Henares. El primero que sobresale es Bartolomé de Robles, contemporáneo del licenciado Juan de Cervantes, abuelo del novelista, y que después debió haber conocido a Rodrigo de Cervantes, padre de Miguel. El hijo de Bartolomé fue este Blas de Robles, que pagó la primera edición de la Galatea, con lo que facilitó la entrada de Cervantes en el mundo de las letras impresas. Blas casó con Mari López, hija de Francisco López el Viejo, un librero de Madrid, lo que explica su cambio de residencia, aunque no abandona del todo el negocio familiar que tenía en Alcalá de Henares. Ya en Madrid, siendo un editor especializado en libros jurídicos, aparece muy pronto con el honorífico título de “librero del rey” que heredaría su sucesor. Murió en 1593 y tomó las riendas del negocio su hijo Francisco de Robles, que vivió toda su vida en Madrid, donde está firmado su testamento en febrero de 1623.

Las circunstancias de la vida hicieron que Francisco de Robles guardara las mismas relaciones que había tenido su padre con Cervantes e incluso les dio nuevos ímpetus. Fue él quien compró el privilegio de las dos partes del Quijote (publicadas con una diferencia de diez años) y el de las Novelas ejemplares, lo que significa que al menos en esos tres momentos decisivos de la vida del autor, fue Francisco de Robles quien solucionó los problemas económicos del momento e hizo posible la publicación de sus obras.

Esta relación de años es también la que explica que Cervantes dejara a criterio de su editor la elección de la portada y demás disposición de los preliminares, así como probablemente partió de Francisco de Robles la sugerencia de dedicar el texto al Duque de Béjar. Sin embargo, en la Segunda parte del Quijote, Cervantes refleja algo del problemático proceso de publicación de un texto por medio de una conversación entre el mismo don Quijote y el famoso traductor de La Bagatele con quien se encuentra en su visita a una imprenta:

[...] Pero dígame vuestra merced: este libro, ¿imprímese por su cuenta, o tiene ya vendido el privilegio a algún librero?

—Por mi cuenta lo imprimo — respondió el autor—, y pienso ganar mil ducados, por lo menos, en esta primera impresión [...]

—¡Bien está vuesa merced en la cuenta! —respondió don Quijote—.

Bien parece que no sabe las entradas y salidas de los impresores y las correspondencias que hay de unos a otros. Yo le prometo que cuando se vea cargado de dos mil cuerpos de libros vea tan molidosu cuerpo, que se espante, y más si el libro es un poco avieso y nonada picante.

—Pues ¿qué? —dijo el autor— ¿Quiere vuesa merced que se lo dé a un librero que me dé por el privilegio tres maravedís, y aun piensa que me hace merced en dármelos?

Estos y otros juicios sobre el oficio de imprimir y vender libros, parecen responder a un enfriamiento en las relaciones entre editor y autor, como si los años y las deudas hubieran empañado una relación que había nacido fluida y cordial.

Conjeturas al margen, es cierto que los dos últimos libros de Cervantes no se venden ya en la librería de Francisco de Robles, sino en la de Juan de Villarroel.