La pedagogía de Ángel Ayala: La letra con sangre entra…, pero no del discípulo, sino del maestro

0 comments

Posted on 9th enero 2012 by admin in Sin categoría

La pedagogía de Ángel Ayala, S.I., se sostenía en el convencimiento total de que el auténtico magisterio no podría ser nuna sólo mera enseñanza.

Los axiomas de su pedagogía eran preferencia de las realizaciones concretas sobre las fórmulas abstractas; a la pedagogía gráfica sobre la acumulación pasajera; y al trabajo contrastado y de equipos, sobre los brillantes y fugaces lucimientos personales.

El propio Ayala decía que enseñar con gusto y alegría del alumno, con rendimiento y forjando hombres, eran también las metas de su pedagogía.

Uno de los que más contribuyó a su formación pedagógica fue Don Andrés Manjón, canónigo de la Catedral y profesor de la Universidad de Granada, a quién se le atribuye la ingeniosa y llena de verdad cita: La letra con sangre entra…, pero no del discípulo, sino del maestro.

Ángel Ayala, S.I., el apostolado de la alegría

0 comments

Posted on 14th diciembre 2011 by admin in Sin categoría

El Padre Ayala, fundador de la Asociación Católica de Propagandistas, siempre procuró hacer amable el seguimiento de Cristo. Siempre condujo su labor apostólica mediante la Alegría: alegría serena, amable, íntima y profunda, de la que se revela en los ojos, en la sonrisa, en las palabras.

Soy un gran propagandista del Apostolado de la Alegría. El hombre es más feliz cuanto más lucha y trabaja, y sufre por Dios y por el prójimo.

Como bien dice Francisco Cervera en la biografía del jesuíta, “por eso le repelía la contrafigura del apóstol o del maestro de semblante sombrío, adusto, de pocas y secas palabras; a quien nunca se el trasluce en la conversación su propia felicidad -si la tiene-; que sólo sabe hablar del infieron y de los juicios pavorosos de Dios. Para Ayala ese no era un apóstol, sino un trágico de la vida”.

Así se refería don Ángel a la labor educativa

El colegio ha de ser centro de ilusiones infantiles, no sólo escuela de renunciamientos costosos. Porque el aburrimiento deseduca maravillosamente. El deleite es siempre nuevo y crece con la sorpresa, el modo de la sorpresa, la magnitud de la sorpresa, y la variedad del solaz y del esparcimiento. Eso cría amor en el que obedece. No sólo amor hacia él, sino hacia su género de vida: sacrificado, sí, pero amable.  

Es la verdad la que nos posee a nosotros y la que nos motiva

0 comments

Posted on 12th septiembre 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia |Filosofía

,

Foto: Pablo Velasco

Discurso de Benedicto XVI a los jóvenes profesores universitarios. El Escorial, 19 de agosto de 2011

Señor Cardenal Arzobispo de Madrid, queridos Hermanos en el Episcopado, ueridos Padres Agustinos, queridos Profesores y Profesoras, distinguidas autoridades, amigos todos:

Esperaba con ilusión este encuentro con vosotros, jóvenes profesores de las universidades españolas, que prestáis una espléndida colaboración en la difusión de la verdad, en circunstancias no siempre fáciles. Os saludo cordialmente y agradezco las amables palabras de bienvenida, así como la música interpretada, que ha resonado de forma maravillosa en este monasterio de gran belleza artística, testimonio elocuente durante siglos de una vida de oración y estudio.

En este emblemático lugar, razón y fe se han fundido armónicamente en la austera piedra para modelar uno de los monumentos más renombrados de España.

Saludo también con particular afecto a aquellos que en estos días habéis articipado en Ávila en el Congreso Mundial de Universidades Católicas, bajo ellema: “Identidad y misión de la Universidad Católica”.

Al estar entre vosotros, me vienen a la mente mis primeros pasos como profesor en la Universidad de Bonn. Cuando todavía se apreciaban las heridas de la guerra y eran muchas las carencias materiales, todo lo suplía la ilusión por una actividad apasionante, el trato con colegas de las diversas disciplinas y el deseo de responder a las inquietudes últimas y fundamentales de los alumnos. Esta “universitas” que entonces viví, de profesores y estudiantes que buscan juntos la verdad en todos los saberes, o como diría Alfonso X el Sabio, ese “ayuntamiento de maestros y scolares con voluntad y entendimiento de aprender los saberes” (Siete Partidas,partida II, tít. XXXI), clarifica el sentido y hasta la definición de la Universidad.

Seguir leyendo

Aniversario del dies natalis de D. Ángel Herrera Oria

0 comments

Posted on 28th julio 2011 by admin in Noticias del IHAA

Tal día como hoy, hace 43 años, D. Ángel Herrera Oria marchaba hacia la Casa del Padre.

Herrera Oria nació en Santander el 19 de diciembre de 1886. Fue el decimotercero de los quince hijos que tuvo el matrimonio: una mujer y catorce varones, cinco de ellos sacerdotes jesuitas y de éstos, varios misioneros.  Tras cursar el bachillerato con los jesuitas -obteniendo el graduado con sobresaliente- cursó Derecho en la Universidad de Valladolid, primero y luego, en la de Deusto.Se doctoró y consiguió en 1907 el tercer puesto en las oposiciones al cuerpo de abogados del Estado, siendo su primer y único destino, la Delegación del Gobierno en Burgos.

 Desde la Congregación mariana de los Luises, que dirigía el padre Ángel Ayala SJ, participó en la fundación de la Asociación Católica de Propagandistas el 4 de noviembre de 1908. Fue nombrado su primer presidente.

La primera gran empresa de los propagandistas, además de los mítines por todo el país, fue erigir un gran periódico católico. Y lo consiguió el 1 de noviembre de 1911. De los 8.000 ejemplares de tirada que tenía El Debate de 1911 se pasó a 200.000 de 1931. Además, fundó en 1912 la Editorial Católica, propietaria de los diarios Ideal de Granada, El Ideal Gallego en La Coruña, Hoy de Badajoz, La Verdad de Murcia y el vespertino Ya; las revista Jeromín (Infantil) y la agencia Logos; y la primera escuela de Periodismo de nuestro país: la Escuela de El Debate, precedente de las actuales facultades universitarias de Comunicación, cuyos cursos comenzaron a impartirse en 1926.

En 1931 promovió la creación de Acción Nacional, organización que presidió hasta poco después de las elecciones del 28 de junio, en la que esta formación política obtuvo un sonoro fracaso. Le sucedió en la Presidencia otro propagandista destacado, José María Gil Robles, que modificó la denominación del partido a Acción Popular y que luego, participó en 1933 en la constitución de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA).

En el año 1933 abandonó la dirección del periódico para hacerse cargo de la presidencia de la Junta Central de Acción Católica, periodo en el que también fundó el Centro de Estudios Universitarios (CEU) y los cursos del Colegio Cántabro de Santander. Se trata de un periodo muy breve, pero fructífero, en el que relanzó las Semanas Sociales de España, creó el Instituto Social Obrero, puso a andar la Casa del Consiliario, de la que salieron varios obispos, entre ellos, el cardenal Enrique y Tarancón. Apenas, dos años después, en 1935 cedía la presidencia de la ACdP a Fernando Martín-Sánchez y en 1936 abandonaba la Acción Católica para iniciar en la Universidad Católica de Friburgo los estudios que le conducirían a su ordenación sacerdotal el 28 de julio de 1940 en la Capilla del Seminario de San Carlos. El primer destino en el que desempeñó su magisterio fue la parroquia en la que fue bautizado: Santa Lucía, en Santander. Allí ejerció de coadjutor, fundando la barriada pesquera, la Escuela Obrera de Aprendices y la residencia sacerdotal de Maliaño y creando un pujante grupo de jóvenes. En 1944 estuvo detrás de la fundación de la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC).

 El 3 de mayo de 1947 fue nombrado obispo de Málaga. Allí impulsaría la creación de más de 200 escuelas-capilla que contribuyeron a reducir de forma sustancial el elevado índice de analfabetismo existente en esta provincia; creó el patronato benéfico de viviendas Santa María de la Victoria, la barriada obrera San José de Carranque, la cooperativa de viviendas San Vicente de Paúl, la Asociación de Agricultores Pío XII y fomentó la formación de maestras rurales. Puso en marcha otra Escuela Social Sacerdotal y con el templo abarrotado, las homilías dominicales eran seguidas en directo gracias a las emisiones de Radio Nacional de España en Málaga. En 1949 es nombrado consiliario nacional de la ACdP, cargo que ocuparía hasta el año 1955.

 En 1951 inauguró el Colegio Mayor Universitario de San Pablo y fundó el Instituto Social León XIII, incorporado en 1964 a la Universidad Pontificia de Salamanca como Facultad de Filosofía y Letras, en un principio y desde 1971, de Ciencias Sociales. Años después, en 1955 intervino en la constitución del Centro de Estudios Sociales de la abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y en 1958 se le eligió presidente de la Junta de Gobierno de la Editorial Católica, cesando en 1967. En 1960 inauguró la Escuela de Periodismo de la Iglesia y al año siguiente la Escuela de Ciudadanía Cristiana. En 1965, tras participar en el Concilio Vaticano II, fue creado cardenal de la Iglesia y un año después presentó su dimisión tras haber rebasado la edad límite de setenta y cinco años.

 En 1968 englobó sus últimas iniciativas en la Fundación Pablo VI, incorporándole el Instituto Social León XIII, la Escuela de Ciudadanía Cristiana, el Colegio Mayor Pío XII, la Residencia Pío XI, la residencia sacerdotal, el Instituto de Cultura Popular y la Escuela de Periodismo de la Iglesia y poco después, el 28 de julio de 1968 falleció en Madrid.

El 25 de enero de 1996 el Cardenal de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, firmó la introducción de la Causa de Beatificación y Canonización del Siervo de Dios y el 20 de noviembre de ese mismo año se celebró la apertura oficial y pública de la causa, siendo sus promotores el Obispado de Málaga, la Fundación Pablo VI y la Asociación Católica de Propagandistas-Fundación Universitaria San Pablo-CEU

Nuevos documentos prueban que Pío XII salvó a más de diez mil judíos

0 comments

Posted on 27th julio 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

La leyenda negra de colaboración con el régimen nazi que pesa sobre el Papa Pío XII, que no tiene su origen en una obra de teatro de ficción de un autor cercano al partido comunista y estrenada en los años 60, no tiene ninguna histórica y se muestra totalmente falsa.

A la ya larga lista de pruebas en este sentido se suman los hallazgos del investigador alemán Michael Hesemann en la iglesia de Santa María del Alma de Roma: Pío XII consiguió salvar a más de 11.000 judíos romanos de su deportación al campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.

Pío XII fue informado el 16 de octubre de 1943 de las deportaciones de judíos en Roma, tras lo cual el Papa envió una protesta oficial ante el embajador alemán ante la Santa Sede y pidió que se detuvieran los arrestos. Al no recibir respuesta, el Papa envío a su sobrino para que se reuniera con el obispo austríaco Alois Hudal, vicario de la iglesia de Santa María del Alma, con quien el régimen nazi mantenía una relación “cordial”, para pedirle que enviara una carta al gobernador alemán en Roma, el general Reiner Stahel, para pedirle que detuviera las deportaciones.

Hesemann ha descubierto la carta en la que Hudal escribe que “una alta fuente vaticana” le había informado de que esa mañana había comenzado el arresto de los hebreos de nacionalidad italiana” y le pedía urgentemente, “en el interés de un diálogo pacífico entre el Vaticano y el comando militar alemán, que ordenara la detención de esas deportaciones en Roma y en la zona periférica”.Además subrayaba que la reputación de Alemania en los países extranjeros requiería una medida de este tipo e incluso existía el peligro de que el Papa protestase abiertamente.

Stahel respondió por teléfono a Hudal, a quien aseguró que había informado a la Gestapo local de que el general Himmler había ordenado que se detuvieran los arrestos de forma inmediata” por el “estatus especial de Roma”.

En otro documento descubierto por Michael Hesemann afirma que el obispo Hudal consiguió, a través de sus contactos con Stahel, que 550 instituciones y colegios religiosos estuvieran exentos de las inspecciones de la policía militar alemana.

Michael Hesemann es el representante en Alemania de la fundación Pave The Way, cuya finalidad es fomentar el diálogo interreligioso. En su web ha publicado algunos de los documentos citados.

Una casa sin ventanas

0 comments

Posted on 8th junio 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

,

Ángel Herrera Oria, sobre el aislamiento de la Universidad respecto de la sociedad y los peligros de esta actitud, en un discurso de 1933.

Si hubiera en nuestra Universidad el sentido de la propia conservación, si hubiera en ella un espíritu amplio; si en lugar de ser unos centros donde hay una serie de compartimientos estancos sin formación hubiera una verdadera alma universitaria, la Universidad, por su propio interés, asipiraría a convertirse en una gram institución social y querría tener el concurso de toda la sociedad: de los padres, de los antiguos alumnos, de las profesiones liberales, de los industriales, del mundo obrero. Pero la Universidad, por desgracia, está ligada con egoísmos y privilegios, que, en lugar de elebarla al rango que le corresponde, la empobrecen y asfixian. Es una concepción mezquina. Estas universidades, que se ha dicho con razón que son casas sin ventanas, están ausentes de todas las corrientes de la vida; estas universidades, que se han comparado a esas poleas locas que giran vertiginosamente, sin enlace con ningún organismo industrial; que son semejantes a esos ríos que se deslizan pausados y turbios por el fondo de sus cauces, sin ser capaces de fecundar las riberas que están besando sus aguas saludables.

La Universidad, al servicio de la verdad

0 comments

Posted on 7th junio 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

,

Una vez que nos aproximamos hacia el final del curso académico, es buen momento para repensar la idea de Universidad que tenemos, qué Universidad queremos y por cuál Universidad trabajamos. En este sentido un buen material son algunas reflexiones de D. Ángel Herrera Oria apuntaba en la década de los 30 sobre el tema. Son matices interesantes, que, teniendo en cuenta la época en la que fueron afirmados, pueden servir de piedra de toque para una reflexión hoy

La Universidad no puede estar al servicio de una política que en su nombre indica que es contingente, variable. La Universidad no puede estas más que al servicio de la verdad, que es universal, invariable y eterna. Al apartarse de toda política de partido, realizará la Universidad una política ta alta y generosa, que sólo ella puede organizarla: la política de la verdad. El patriotismo mismo con bandera de partido, apasionado, arrebatado, frenético, violento, es indigno de la Universidad, y, sin embargo, el foco del patriotismo en la Universidad existe: de un patriotismo realista cuya base intelectual reside en el conocimiento de la propia historia; de un patriotismo sabio que no ignora cuáles son los resortes morales de nuestra grandeza; de un patriotismo humano y católico que comprende y estima la aportación de las demás patrias y aspira a armonizar todos los esfuerzos para federar la evangelización del mundo y aumentar la cultura y el bienestar de todos los hombres, sea cualquiera el continente donde hayan nacido.

No soluciones, sino principios

0 comments

Posted on 18th mayo 2011 by admin in Doctrina Social de la Iglesia

Ángel Herrera Oria fue el primer presidente de la Asociación Católica de Propagandistas

¿Es que la doctrina pontificia nos dice: ésta es precisamente la solución? No. No digáis jamás: en el Evangelio están las soluciones. No. Ni en San Pablo, ni en León XIII, ni en Pío XIm ni en Pío XII; señalan algunas veces un camino y más como un consejo de ordinario; están en el terreno de los principios.

Ángel Herrera Oria, indicando que la Doctrina Social de la Iglesia no es una lista de recetas, sino que son orientaciones y principios dirigidos a todos los hombres de buena voluntad.

Presentación del libro: Abelardo, haz memoria (EDICEP)

0 comments

Posted on 8th marzo 2011 by admin in Filosofía |Noticias del IHAA

, ,

Fray Abelardo Lobato ha tenido una vida apasionante, repleta de hitos académicos y apostólicos (aquí se puede comprobar una breve reseña de su currículum que incluye cátedras, decanatos de facultades, publicaciones…), con un afán: estudiar y difundir la filosofía tomista.

Ayer, 7 de marzo de 2011, se presentó en Madrid un volumen de la editorial EDICEP con sus memorias, titulado Abelardo, haz memoria. Las obras y los días. 

En el acto intervinieron María Albert, de ediciones EDICEP, Juan José Gallego, presidente de la SITAE, Eudaldo Forment, catedrático de Metafísica, y José J. Escandell, titular de la Cátedra Santo Tomás de Aquino, del Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala, que organizó el acto.

Fue una presentación en la destacó el cariño y admiración que los discípulos y amigos de Abelardo Lobato  le profesan. Especialmente reseñables fueron las palabras de Forment: “El cristocentrismo es el secreto de la vida y obra del Padre Lobato”.

Las obras y los días, subtítulo del libro era precisamente el encabezamiento  de las cartas que el padre Lobato enviaba a sus amigos narrando sus peripecias por todo el mundo. Así está estructurada esta obra, a la que podríamos calificar de novela-río, que recorre viajes, peregrinaciones, proyectos, encuentros especiales (como su almuerzo con Juan Pablo II), momentos vitales (como por ejemplo la intervención quirúrgica a la que se debe someter para extirparle un tumor), y el recuerdo a sus amigos.